Tratamiento, rehabilitación y desintoxicación
del alcoholismo y otras adicciones desde 1990
De lunes a viernes:
(+34) 91 415 4524
Fines de semana y festivos:
(+34) 635 648 321
FacebookContacto
 
   
 
AYUDA PARA MÍ
AYUDA PARA MÍ
AYUDA PARA UN SER QUERIDO
AYUDA PARA UN SER QUERIDO
APOYO PARA TODA LA VIDA
APOYO PARA TODA LA VIDA
 

Testimonios

Testimonio alcohólico rehabilitado J. G-A.

Cuando llegué a Grupo 4 mi matrimonio se rompía, perdía oportunidades en el trabajo, me alejaba de mis amigos, llevaba una vida desordenada…
Y no sabía muy bien por qué….salvo que me aislaba, que la gente no me entendía, que mi familia no me entendía, que no me entendía con mi mujer:
 
Tuve que cometer un error grave para darme cuenta. 

No me había dado cuenta de que el alcohol estaba constantemente presente y me impedía hacer vida de familia, ser un padre y un marido cabal. 

Me despertaba con grandes resacas y mi mujer y mis hijas ya estaban haciendo su vida, sin tenerme en cuenta, obviamente. 

Mi hija pequeña cuando venía a mi cuarto por las mañanas me decía: “¡¡Papá, hueles fatal!!” me reía….pero por dentro eso me destrozaba. 

En el trabajo, aun teniendo las cualidades para ascender, no acababan de confiar en mí. Había ausencias injustificadas y me faltaba compromiso con los posibles subordinados y con los objetivos de la empresa. 

Cuando me puse en tratamiento entendí mucho de lo que me pasaba y sobre todo veía que a otros les pasaban cosas parecidas y empecé a entender. Empecé a ver que el problema no estaba en mí, sino en un “agente externo” que me alejaba de los que me rodeaban. 

Nunca había dejado de beber. En los últimos años no había ni un solo día en el que no bebiera y los episodios de fuertes borracheras eran cada vez más frecuentes.
Lo hacía sin remordimiento, sin pensar…simplemente “era así”. Y todo lo malo que me ocurría no era responsabilidad mía. Era como si me importara un pimiento hacia donde iba. 

Entrar en tratamiento me conectó con mi verdadera realidad: una esposa que me había rechazado, unas hijas que apenas conocía realmente, estancamiento en el trabajo, los amigos y la familia cada vez más lejos. 

Mi hermano me decía: “Es como si no tuviera hermano”. 

Mi madre, antes de fallecer, ya me lo había dicho: “te estás perdiendo la vida de tu familia” 

Estando en tratamiento todo cobró sentido y llegado cierto día mi percepción de todo cambió. Así lo viví: un día iba hacia el trabajo y por primera vez en muchos años me di cuenta de que había pájaros cantando en los árboles. Llevaba muchas primaveras sin escucharlos. 

Y a partir de ahí me puse verdaderamente en marcha para solucionar mi problema. Ayudado por los terapeutas y psicólogos aprendí por donde debía tirar. 

Y aquí estoy, habiendo aprendido cómo funcionar con mi problema todo ha mejorado sensiblemente.

 
 


Llámenos al 91 415 45 24 (lunes a viernes)
o al 635 648 321 (fines de semana y festivos)


Concertaremos una entrevista
sin coste ni compromiso por su parte


O si lo prefiere, déjenos su nombre y teléfono
y le llamamos nosotros.
Nombre
Teléfono
Email
 
 
Centro Terapéutico Grupo Cuatro
Corazón de María, 45 bajo A
28002 | Madrid

De lunes a viernes: (+34) 91 415 45 24
Fines de semana y festivos: (+34) 635 648 321

Email: grupo4@ctgrupo4.com


Directorio de Prevención de adicciones © 2017 Centro Terapéutico Grupo Cuatro. Todos los derechos reservados | Aviso legal